viernes, abril 24, 2009

Aolfativo (sin capacidad de olfato)




Por ser tan distraida como sólo yo pude ser, me caí.


El agua dulce de un lago profundo me fue mojando e inmovilizando. Primero mis pies, luego mis piernas, torso, cabeza, brazos, y para finalizar mis manos. Mis dedos ya estaban fríos para cuando el agua llegó a ellos, haciendo más fácil el trabajo -suponiendo que la materia pudiese cumplir funciones propias de los seres vivos, o sea, que el agua pudiese trabajar.



Ya dentro, pensamientos empezaron a agitarse al interior de mi cabeza, tan rápido que la memoria no me permite recordarlos -si mucho, me limito a describir las sensaciones que experimenté en el momento que estuve totalmente sumergida y sin posibilidades de salir a la superficie en los posteriores segundos. La obscuridad, a parte de la temperatura casi propia de Plutón, es lo único que podría recordar, no es necesario decir que me fue imposible respirar en dicha situación.



Paradójicamente, sentí mi cuerpo inerte. Muerta ya, no pude sentir más.

2 comentarios:

chika imprudente dijo...

como te dije ayer nena, la imagen de la sep no me gusta para tu entrada! por otra parte conocer tu lado obscuro tambien es bueno :)

niño bomba dijo...

me usta el lado oscuro de las personas, no se porque pero siempre suele ser más interesante que el lado A :p